“La culpa es mía, por vivir en el engaño”. Así arrancó la editorial de Daniel Yarmolayew, contando cómo tras años de ver todo tipo de fútbol, el fanatismo cedió ante la razón. Se hizo muchas preguntas: ¿Por qué siempre ganan los grandes? ¿Por qué los árbitros favorecen al más grande? ¿Por qué clasifican tantos equipos a las Copas Internacionales cuando más de la mitad de los partidos se juegan a estadios vacíos?. Escuchá o descargá la editorial completa por acá