¿Que pasó? El locutor se tranca, dice SOULD en vez de SOUL, repite las cosas 101 veces, se queda extrañado que la mitad de la música que pasa es de gente que está muerta, desvaría fuerte y encima no llega a llenar 45 minutos de programa. Mientras tanto el pobre operador que tose y tose y se le tranca la garganta porque de seguro quiere matar al pibe este. Todo muy complicado. Todo muy Avril Lavigne. ¿Podrán superar este mal trago y llegar a buen puerto? Escuche y analice por usted mismo.