El asalto al periodista independiente Diego Jokas (y Bonomi, como siempre, no haciendo nada), las hormigas (asesinas, según pudo saber MQNR) que despertaron a Muslerita en medio de la noche y el rapto de la gata a Martín Silva, no son hechos aislados.

Se trata de un complot que está tejiendo la FIFA para que Uruguay no sea nuevamente campeón en Brasil.

Escuchá más en este audio.