Hoy nos llenamos de patriotismo y lealtad para rendirle homenaje -en esta fecha tan cara para la familia castrense- a ese pedazo de la historia que llenó de valores a nuestra sociedad. Así no fuera por una década. La revancha está a la vuelta de la esquina.