Calradia es una tierra en guerra, que ofrece grandes riquezas y grandes peligro a los aventureros y mercenarios que acuden a ella. Con valor y una espada, un desconocido puede hacerse de un nombre como guerrero.
Dado que te encontrás en un contexto medieval, hay ciertas características que hpy en día pueden parecer extrañas pero que en la clase media eran normales. Por ejemplo, si elegís jugar como mujer, la forma de subir el estatus es casándote con un señor. Y si sos hombre, tenés que pedirle permiso al padre para casarte con la mujer, pero él te manda un ejército a reventarte a lanzazos.

Mount & Blade: Warband, el juego indie de la semana

por Gamerbound