Para la película de la semana cada uno de ellos eligieron un filme de amor, pero “cursi”. La palabra cursi es todo aquello que pretende ser fino, elegante y distinguido pero suele resultar ridículo o de mal gusto, y los panelistas pusieron ese adjetivo a películas románticas como Titanic, Diario de una pasión, y Corazón de León. Obviamente fueron críticas con mucho relajo, pero con orden.