Para Gonzalo Soca de El Bloque, One Hot Minute fue el último gran disco de los Red Hot Chili Peppers. Fue grabado en una época medio oscura de la banda en la cual John Frusciante se había ido por problemas con el abuso de sustancia y como consecuencua de esto habían ido a buscar a Dave Navarro de Jane´s Addiction para hacerse cargo de la guitarra. “Este disco tiene canciones de 7 u 8 minutos. El Californication no. Californication es un disco para que la gente lo mastique rápido y este no”.

Escuchá el audio completo acá