En El Bloque arrancamos una nueva sección que titulamos «Músicos uruguayos que rompieron el molde». Allí hablamos de los que, aún sabiendo lo peligroso que es salir de lo tradicional en Uruguay, optaron por poner el arte por encima de todo a pesar del rechazo que sabían que esto traería.

En la primera edición hablamos de Leo Masliah y citamos una entrevista del año 1982 donde se metía con el llamado «movimiento del canto popular uruguayo» diciendo que no tenía mucho para aportar ni a nivel musical ni a nivel lírico, y destacaba que, como la música no le daba para vivir, sus principales ingresos los obtenía por su trabajo como cerrajero.