El 30 de octubre de 1992, en la gira de Nevermind, Nirvana tocó en el estadio de Velez Sarsfield con entradas totalmente agotadas. Junto a su habitual staff trajeron a la banda Calamity Jane, integrada en su totalidad por mujeres. Lamentablemente las teloneras debieron suspender al segundo tema debido a que las escupían, les tiraban monedas y les mostraban sus partes íntimas, entre otras situaciones hostiles. Esto hizo enojar muchísimo a Kurt Cobain, que amenazó con no salir a tocar.

Finalmente lo convencieron. Dicen los historiadores que debido a este suceso se trató del peor recital de la historia de Nirvana. Cobain amenazó como 4 o 5 veces con hacer «Smells like teen spirit» pero nunca la tocó debido a su enojo. Quedó realmente afectado, ya que Calamity Jane era una banda que tanto a él como a Courtney Love les gustaba mucho y la querían promocionar

«Nos gritaban putas y nos mostraban los genitales», dijeron las Calamity Jane. «Le pagamos 5 mil dólares a las Calamity Jane para que un montón de estúpidos las puteen», dijo Kurt Cobain en un libro biográfico.

Kurt Cobain fue un adelantado. En esa época estaba bien visto hacer ese tipo de cosas para «reivinidicar al macho». Más allá de este episodio puntual, producto de las vivencias con su padre, él estaba en contra del maltrato hacia la mujer no solo en su vida cotidiana sino particularmente en el ambiente del rock

Dale play y enterate más