El Martillo de las Brujas, otro de los libros que se amontonan entre los estantes, formando grandes pilares de ellos ocupando gran parte de La hemeroteca del Pastor, esperando su momento para abrirse ante nuestros hermanos de El Manicomio.

Autorizado y bendecido por la Iglesia Católica junto con la aprobación de otros sectores protestantes, supo servir de guía para quienes tenían la tarea de ejercer justicia divina en el nombre de Dios, los inquisidores. En los párrafos leídos, saltará a la luz su influencia en la vida de algunos sectores de la sociedad civil, en particular la ejercida sobre las mujeres.

¿Quiénes recopilaron los datos que hicieron posible tal ejemplar? ¿Quiénes fueron los Inquisidores? ¿Qué tan profunda fue la intervención de los sectores Religiosos? Preguntas que serán respondidas a lo largo del espacio.

A modo de cierre una reflexión acerca de las injusticias cometidas por aquél entonces y las que se cometen actualmente.