Es en el boliche «El Resorte», donde Juceca elige compartir junto a sus personajes las historias más inverosímiles. La Duvija, el Tape Olmedo, el pardo Santiago, y Rosadito Verdoso, -habitués del boliche-, son testigos de las historias de sus pares y de los forasteros que paran allí para tomar una copa y compartir su historia o pedir consejo.

Escuchamos hoy: Se fumigan virus a domicilio.

Homenaje a Juceca

por Pasatiempo Literario