En su séptima emisión, El Manicomio nos brinda la oportunidad de disfrutar y conocer dos historias, una que entre otras cosas nos habla sobre la capacidad de los niños para percibir lo que a la mayoría de los adultos cuesta más, lo que se encuentra oculto en los entornos que nos rodean, manifestaciones que permanecen como un registro de lo que sucedió en otros tiempos. Continuamos en esta edición, con el relato de primera mano sobre la experiencia vivida cuando, según esta persona, sintió la presencia de Dios y cómo eso cambió su vida.

Un nuevo viernes, en donde queda demostrado en sus reflexiones, que a El Pastor Aguafiestas le interesa que los testimonios de los hermanos tengan un lugar donde ser escuchados. Sin importarle las banalidades del día a día que solo hacen crecer conflictos patéticos.

Después de todo, es la voz del pueblo lo que realmente importa.

Cuando lo oculto se manifiesta ante nosotros

por El Manicomio