En anteriores ocasiones, El Manicomio nos llevó a través de hechos nacidos en la psique de asesinos seriales. Y es en las cárceles donde se supone distintos crímenes son penados, cumpliendo condenas que varían según su gravedad.

Lo que las autoridades carcelarias nunca se imaginaron, es que uno de los reclusos pagaría su estadía en prisión literalmente con su carne y menos aún que esto sucedería en una cárcel de Uruguay. Este fue el caso de Marcelo «El Pelado» Roldán afamado delincuente que pasó gran parte de su vida dentro de centros penitenciarios, quien fue asesinado por su compañero de celda, de nombre Víctor Hugo Pereyra, luego de una discusión.

Pero el asesino, no se detuvo ahí. Luego de darle muerte, tomó la fría determinación de trocear, colocar su cabeza en una cubeta y devorar partes de su compañero.

¿Qué fue lo que desencadenó la disputa y posterior asesinato de Roldán? ¿Qué sucedió luego? ¿Contaba Pereyra con antecedentes similares? Desde la hemeroteca, tres medios informativos uruguayos que dan cuenta, entre otros hechos, de lo sucedido en ese dantesco día.

Una noche fría, donde el horror se gesta desde la locura.

Aquí debajo encontrará un enlace que lo llevará al audio.

Yo caníbal: uruguayo sumergido en la locura

por El Manicomio