En A Contraluz nos visitó Ana María González, una joven colombiana que inició hace 5 años en Bacatá (nombre originario de la ciudad colombiana Bogotá) el colectivo autogestionado “El cine como arma revolucionaria”. El colectivo trabajó en talleres con grupos de mujeres en Colombia, afectadas por situaciones sociales como el desplazamiento forzado, la violencia por el conflicto armado y el
paramilitarismo. Desde hace 4 meses Ana María se encuentra en Uruguay y lleva adelante un ciclo de cine foro migrante en el Centro Social Cordón Norte que culminó el viernes 26 de julio con un documental acerca de situación que viven líderes y lideresas en Colombia. Con Ana María hablamos sobre la situación en Colombia, las actividades del colectivo allí y las que realiza en Uruguay y otros países de América Latina.

El cine como arma revolucionaria

by A Contraluz